domingo, 27 de mayo de 2012

TAKANO MASAKO





Biodatos >> Nacida un 3 de diciembre, debuta en un número especial del Hana to Yume de 1977 con la historia "Evil". Ese mismo año crea su primera serie para el quincenal, "Monsieur X Shi!", que complementa con "Love Love Mitch" para el LaLa a partir del año siguiente. No es hasta 1979 que obtiene su primer éxito con "Sugar Baby", quizá su serie más conocida, que a su término sustituirá por su segundo éxito, "Waltz" a partir de 1989. Otros trabajos: "Deimi Devil" y "Hello, Spring World!".

"SHUGAA BEBII" IdeaIdea
("Sugar Baby")
シュガーベビー
por Takano Masako.
serializada en el Hana to Yume (Hakusensha). [1979/09/05]
género: comedia. 
Típica serie cómica de relleno con algunos toques curiosos en el campo teológico (occidental) que la convierten en una pequeña rareza en su género, aunque a la hora de la verdad tampoco es que aproveche demasiado sus posibilidades. Se deduce que la familia protagonista es realidad una pareja de ángeles que han decidido tener una sencilla vida de mortales y ha tenido una niña. Su relación con los demás ángeles y con el propio Dios de los cristianos parece ser la de "unos parientes que se han trasladado a otra ciudad", y aunque se influyen mutuamente, no parece haber un vínculo directo real entre ambos mundos. La perspectiva nipona en materia religiosa, entre autocomplaciente e ingenua, es quizá lo más atractivo, si bien Takano lo mezcla con un humor de sitcom bastante aguado. El cuarteto protagonista (la familia y un perro mascota que es quien pone las gansadas) es excesivamente edulcorado y sus historias tienen un tono muy amable. El dibujo es demasiado plano incluso para una historia de este tipo.

"DEIMII DEBIRU" IdeaIdea
("Deimi Devil")
デイミーデビル
por Takano Masako.
serializada en el Gekkan LaLa (Hakusensha). [1980/01]
género: comedia. 
Otra extraña comedia con toques religiosos occidentales que no cuaja por su indecisión formal y su dibujo plano. En ciertos aspectos puede considerarse como si partiera de la base de "Sugar Baby" y luego intentara darle la vuelta. Ya no es una típica sitcom familiar, ni tampoco su protagonista es un ángel, sino todo lo contrario, es una especie de pequeño demonio (por los cuernos pasaría incluso por sátiro, pero la autora no quiere llegar tan lejos) que ha escapado del Infierno para llevar una vida errante en el mundo de los seres humanos. El fugitivo en cuestión, Rino, tiene aspecto infantil e ingenuo como es habitual en la autora, y su amigo es un niño humano, llamado Sebastian, al que une un vínculo de sincero amor fraternal. Pero los demás niños tratan cruelmente a Rino aprovechando su indefensión. Con estas premisas, observamos que el tono dramático parece imponerse al cómico y la historia termina dejando un regustillo algo indigesto. Al contrario que la anterior, esta serie nunca llegó a despegar y tuvo una andadura errática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario