jueves, 18 de agosto de 2016

KOMICHI MEIKO





Biodatos >> Nacida en 1956 (?) y especializada en la comedia descerebrada, tiene dos exitazos para la misma revista, el Big Comic Spirits, a mediados de los 80 "Kazu Shimasu?" y a principios de los 90 "Poko a Poko". Otros trabajos destacados: "Uma Mo Shimasu?", "Pasharinko", "Kodamo - Kamokamo", "Like an Angel..." y su secuela "Like an Angel... Returns", etc.

"NANJYARA HOOI!" IdeaIdea
なんじゃらほ~い!
por Komichi Meiko.
serializada en el Princess (Akita Shoten). [1981/10]
género: comedia animal. 
Torpe obra de primerizo publicada en una revista para chavalas en la que no pegaba ni con cola. Por el estilo de los diseños, de bajo abocetado, casi parece de de revista para adultos, pero sin sexo, claro. La serie está ambientada en un mundo en el que conviven personas con animales antropomorfos parlantes que curiosamente son de tamaño similar al de los humanos, aunque ignoro si porque son grandes o porque los humanos son demasiado chaparros; de hecho, hay un conejo que es el mayor de todos y tiene aspecto de todo, menos de amistoso. El tipo de humor utilizado en la historia, de gracia más bien discreta, cuando no inexistente, utiliza recursos de vodevil barato, con personajes entrando y saliendo de escena contínuamente, y para rematarlo, no está bien estructurada ni las viñetas lo suficientemente planificadas para hacer comprensible cada gag, de modo que ocasionalmente se "pisan" unos personajes a otros y se crea un rechinante ambiente de confusión. Como era de esperar, con estas premisas, la serie fue un fracaso morrocotudo.

"KAZE SHIMASU?" IdeaIdea
風します?
por Komichi Meiko.
serializada en el Big Comic Spirits (Shôgakukan). [1986/09/29] [1990/03/19]
género: comedia. 
El gran éxito de Komichi, la serie que le dio carta de presentación en los "yonkomas", y además un producto diferenciado en el género de todos los del ramo que he visto hasta ahora, y que narra las experiencias, generalmente negativas, de una chica motorista. El personaje es bastante atractivo, porque no cae en los clichés que cabría esperar de este argumento: no es una joven especialmente guapa, ni tampoco simpática, ni siquiera va provocativamente vestida; todo lo contrario, es un personaje cercano y realista, físicamente ejemplificado por el contínuo despeine que luce debido al casco de su motocicleta, y por la ropa de abrigo y botas que usa habitualmente. Es un producto simpático, en el que se nota el interés de la autora por sacarle todo su jugo sin caer en el absurdo, que hubiera sido la salida más fácil, recogiendo las pequeñas anécdotas del personaje buscando la mayor autenticidad en ellas con bastante acierto. A pesar de todo no es un producto redondo, y algunos gags apartados del tema central muestran cierta falta de inspiración. Como es habitual con la autora, el título es intraducible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario