domingo, 23 de septiembre de 2018

AKAISHI MICHIYO




Biodatos >> Nacida el 11 de octubre de 1959 en la ciudad de Urawa (prefectura de Saitama) y graduada en la Universidad de Artes de Musashino. Tras ganar un concurso de jóvenes talentos de Shôgakukan en 1979, que al año siguiente la hace debutar en un número especial del BetsuComi con la historia "Marshmallow Tea Alone", durante casi una década trabaja en exclusiva para esta editorial, realizando entre otras "Burning Miko", "Princess 100%", "A for Aruto", "After Risk", "Half Moon's Chamber", "Better Than the Stars", "One More Jump", "Silent Eye", "Cinema's Empire", "Video J", "Extra Girl", "P. A. Private Actress", llevada a la TV en 1998, y "Alpine Rose", convertida en serie de animación en 1985. En 1990 pasa a ser free-lance y de esta segunda etapa hay que destacar "Saint", "Mayor Toyama Koya", "Amakusa 1367", "Akatsuki's Aria", "Angel Trumpet", etc.

"NAISHYO NO HAAFU MUUN" IdeaIdeaIdea
("Half Moon's Chamber")
ないしょのハーフムーン 
por Akaishi Michiyo.
serializada en el Bessatsu Shôjo Comic (Shôgakukan). [1986/03]
género: drama.
El mundo de los y sobre todo las "idols" japonesas está "adaptado" en forma de folletín para niñas que narra la ascensión de dos de ellas, Mizumura Yuki y Enoki You, dos rubias juvencitas que por separado se abren paso entre otras muchas centenares en esta dura carrera de obstáculos donde deben aprender a posar como modelos, danza, teatro, publicidad, video-clips, etcétera, etcétera, además de asistir a fiestas y certámenes donde van a hacer de florero o enseñar el palmito; todo sirve para ir labrándose un nombre en el firmamento.También nos va a mostrar la dramática caída de alguna víctima. Yuki está empezando, todavía es una chica inocente y para ella este es un mundo nuevo cuyos extraños mecanismos no llega a comprender en su totalidad. A pesar de que el guión es muy previsible, y en realidad no presente ninguna novedad que la haga destacar, la historia se deja seguir bastante bien. El diseño de los personajes es muy estándar de la época, con lindos trazos para las chicas, pero está el problema de que la autora todavía tiene un trazo algo rígido que no sabe como corregir, así que en las escenas en las que hay que reflejar movimiento, como las clases de danza, o en las que los personajes tienen que gesticular, los cuerpos parecen muy acartonados y eso le resta fuerza a las escenas. (Santxe)