martes, 4 de agosto de 2009

HIJIRI YUKI





Biodatos >> Nacido el 21 de diciembre de 1949 en la ciudad de Shibata (prefectura de Niigata). Debuta en el Bessatsu Shôjo Comic de Shôgakukan en 1972. Tras una larga temporada en revistas de chavalas, empieza a atraer la atención a mediados de los 70 con sus series de ciencia-ficción, que le valen una gran reputación en el medio y gracias a las cuales empieza a trabajar como diseñador original de varias series de TV, entre las que destacan “Super Electromagnetic Machine Voltes V” (1977), “General Daimos” (1978) y “Future Robot Daltanias” (1979). Finalmente ficha por el Shônen King, que publica su mayor éxito, “Superman Locke” a partir de 1980 (personaje creado algunos años antes), cuya saga es llevada al cine de animación en 1984 y convertida en videoserie de animación a partir de 1989. En 1986 SF Animedia y posteriormente Nora publican su segundo mayor éxito, “TWD Express”, convertido en videofilm de animación en 1987. Otros trabajos: “Analog Bell”, “Golden Soldier”, “Sky Hawk Dandy”, “Ninja Captor”, “Spaceman A”, “Spectrum School”, “Mulsanne Storm” y muchas más.

"KURUKURU POKKUSU" IdeaIdeaIdea
くるくるパッX
por Hijiri Yuki.
serializada en el Shônen Big Comic (Shôgakukan). [1979/07/10]
género: comedia ciencia-ficción
Una de las primeras series importantes de Hijiri en una publicación de "pegada". Es una típica comedieta de divertimento y bastante "kawaii" que no acaba de cuajar pese a que tuvo cierto éxito. En algunos aspectos recuerda un poco a "Urusei Yatsura" pero no alcanza su grandeza. Va sobre las aventuras de un extraterrestre con aspecto de pinguino sin pico y con orejeras llamado Pok-X (supongo que es un juego de palabras), acompañado de dos bellezas muy atractivas de aspecto terrícola y aficionadas a los arrumacos y rivales por la compañía del típico estudiante de secundaria japonés. El trío de la otra galaxia se instala en el hogar del chaval y sus padres, quienes deben aprender a convivir con estos extraños seres. Su origen es mantenido en secreto y más o menos intentan pasar desapercibidos en nuestro planeta. Pok suele ser confundido con un juguete o una mascota, y se dedica esencialmente a fastidiar sin pretenderlo allá donde va.

“CHÔJIN ROKKU – Locke the Superman” IdeaIdeaIdeaIdea
(“Superman Locke”)
超人ロック
por Hijiri Yuki.
serializada en el Shûkan Shônen King (Shônengahôsha). [1980/08/11]
Género: ciencia-ficción

Este es la saga más popular de Hijiri, y digo saga porque tras la serie original de principios de los 80 surgieron numerosas secuelas, precuelas y derivados, firmados por el mismo autor. Esto es posible porque su protagonista, dotado de poderes paranormales, goza de eterna juventud, de manera que vive en diversas épocas del futuro. Locke tiene como rasgo distintivo un frondoso y mal peinado cabello verde botella y un carácter reservado y misterioso que al mismo tiempo le dota de un aura carismática, y creo que es la conjunción de estas cualidades lo que lo hace tan atractivo a sus numeros@s fans. Generalmente el gobierno le pide ayuda cuando se produce un buen follón y son necesarios, como último recurso, sus poderes especiales, y el chaval acude a poner paz con la mejor de las intenciones porque pese a su carácter aún confía en la bondad humana (ejem). La cuidada estética romanticista, dentro de un ambiente futurista, es lo mejorcito de la serie.
En 1984 se estrena el film de animación basado en esta serie “Chôjin Locke: Majo no Seiki Gekijôban”, dirigido por Fukutomi Hiroshi y Shiraume Susumu. Luego salieron los especiales de videoanimación “Lordleon” (1989), “New World Squadron” (1991) y “Mirror Ring” (2000).

“PEAPEA RAI SANDAA” IdeaIdeaIdeaIdea
(“Pair Pair Raithunder”)
ペアペアライサンダー
por Hijiri Yuki.
serializada en el Bessatsu Animage Ryû (Tokuma Shoten). [1981/05]
Género: ciencia-ficción

La típica serie de naves estelares surcando el espacio infinito y haciendo uso y abuso de cuantos estereotipos puedas contar queda en gran parte redimida por el siempre elegante estilismo gráfico del autor y por su pareja protagonista, los dos jóvenes tortolitos al mando cuyo romance se ve una y otra vez interrumpido por los mil y un problemas con los que se tropiezan. Se trata de una serie tan inocua como curiosa, y en ella queda patente el cada vez mayor interés del autor por mezclar la estética tanto ilustrativa como narrativa propia del manga femenino, con el que comenzó hacía casi diez años, con la ciencia-ficción, un género teóricamente más masculino. Es probable que los editores de la Tokuma influenciaran en algo o bien aceptaran con agrado este novedoso planteamiento gráfico, pero sea como fuere este distintivo es lo más atractivo de esta historia que por otro lado no ofrece nada del otro mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario