martes, 4 de agosto de 2009

KOUE SATOMI



Biodatos >> Nacido el 6 de julio de 1950. Su primera serie importante, “Himo” (para el Young Comic), data de 1973. Le seguirían “New Mah-Jongg Team” ese mismo año y para la misma revista, “Weeding Hanjirô” (serializada en el Post en 1974 y llevada al cine por Harada Takashi al año siguiente), segunda colaboración importante con Koike y su estudio Ship, desembocaría en su gran éxito “Chinpojumu Youth” (serializada en el Play Comic desde 1977), seguida de “Nijitte stories” (Post, 1978), “Languid Hikojirô” (serializada en el Manga Action en 1986), “Watching the Opportunity” (serializada en el Sunday Mainichi, 1986), “Flower Police” (serializada en el Young Shoot en 1989)... Para otros guionistas destaca la adaptación de la famosa teleserie de la NHK “The Ambition of Tokugawa Sandai”. También ha realizado trabajos en solitario como “Section D”.

''HIMO'' IdeaIdeaIdea
ヒモ
por Koue Satomi y Studio Ship.
escrita por Koike Kazuo.
serializada en el Young Comic (Shônengahôsha). [1973/02/28]
Género: comedia

Primera serie de Koue para el Ship, donde ya demuestra su dominio del trazo rápido y la concisión de líneas, si bien aquí no ha encontrado unos asistentes capaces de hacerle buenos fondos, aunque también puede deberse a la definición estética de la serie, que parece a medio camino entre realismo experimental y un pedante tono introvertido. Es una comedia agridulce que parece una versión adulta de las “de pensión”. Lo mejor: el tono realista que Koike consigue conferir a una historia que podría haberse convertido en la típica comedia coral enloquecida. Lo peor: la ausencia de decorados “de situación” en los que apoyarse.

''SEISHUN CHINPOJUMU'' IdeaIdeaIdeaIdea
(''Chinpojumu Youth'')
青春チンポジュウム
por Koue Satomi y Studio Ship.
escrita por Koike Kazuo.
serializada en el Play Comic (Akita Shôten). [1978/07/13]
Género: comedia estudiantil

De las experiencias de tres escolares de pésimo expediente académico interesados por todo lo que no sea educativo, entrando en la difícil edad del pavo a marchas forzadas y sin ningún punto a su favor. Evidentemente el tema da mucho juego y Koike realiza una notable labor urdiendo tópicos y dándoles un tratamiento entre nostálgico y sociológico, pero siempre mordaz. Koue, estupendo caricaturista de trazo rápido y conciso (el diseño del trío protagonista -dos melenudos y uno rapado al cero dando la réplica, y todos de aspecto chaparro- es básicamente perfecto), se ve apoyado por un inteligente equipo que sabe engranarlo con unos decorados tan austeros como realistas. El conjunto es un buen ejemplo de la simbiosis creativa que ha sido siempre estandarte del manga “de estudio”. Esta serie tuvo un merecido gran éxito en su momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario