martes, 4 de agosto de 2009

MURAKAMI KAZUHIKO



Biodatos >> Nacido en la ciudad de Saijo (pref. de Ehime) el 4 de octubre de 1944. Ignoro si este tío trabajó de asistente en la Saitô Pro., pero su estilo de dibujo i-dén-ti-co. Su carrera es meteórica: debuta profesionalmente en 1970 con ''Showa Polar Road Story'', y al año siguiente ya es llevado al cine con el título de ''The Yakuza Returns Today'', cuyo éxito generaría una especie de secuela en 1972. Desde entonces Murakami forma su propio estudio y se deja encasillar en el género negro creando grandes sagas mafiosas y convirtiéndose en el dibujante estrella del Tokushu Manga Topics. Otras obras: ''Japanese Polar Road Story'', ''Third Polar Road'' (llevado al cine en 1995-96), ''Gate of Polar Road'' (llevado al cine en 1994), ''Tokyo Demonic Sad Night''... Murakami es una figura muy respetada en Japón, ha ofrecido conferencias por todo el país, amén de participar activamente en algunas de las más de 50 (!) adaptaciones cinematográficas y videográficas de sus comics, ya sea como adaptador (''Third Polar Road''), productor (''The Road to Be the Leader''), director (''Japanese Violence Zone'', 1997), o autor original (''New Gonin'', 2000).

''YAKUZA NO KENBÔ'' IdeaIdeaIdea
(''The Constitution of the Yakuza'')
やくざの憲法
por Murakami Kazuhiko y Murakami Gekiga Pro.
serializada en el Tokushû Manga Topics (Nippon-Bunkasha). [1974/05/20]
Género: yakuza

Compendio brutal de tópicos mafiosos, tanto en la forma como en el fondo, todo ello metido en el envoltorio de macro-saga con docenas de personajes y traiciones, sacrificios, ejecuciones, venganzas, pactos... en fin, a quien le guste este subgénero sepa que aquí lo va a encontrar todo. Llama la atención la composición de la historia: dibujo excesivamente formal, con el típico pulcro formato ''de gran estudio'' (sin llegar a ensombrecer al de Saitô, por supuesto) aunque algo plano, lo mismo que el argumento, que de puro estereotipado no ofrece sorpresa alguna. Esta doble ''linealidad'' de la trama malogra en gran parte muchas de sus posibilidades, aunque al mismo tiempo le confiere un falso realismo muy interesante de observar, aunque sea a base de clichés relamidos y de diálogos interminables.
Esta historia se convirtió en videofilm en 2003, director, Tsushima Masaru.

No hay comentarios:

Publicar un comentario