martes, 4 de agosto de 2009

YASHIOJI TSUTOMU



Biodatos >> Nacido el 23 de marzo de 1955 en la ciudad de Okayama. Debuta para el “Young Jump” en 1979 con la galardonada “Campus Croquis”, cuyo éxito se expandirá hasta 1985 y generará un telefilm en 1984. Otros éxitos del autor, serializados en la misma revista tras la cancelación de la mentada, son “Beat It”, “Campus Croquis Continuation” y “Good Morning Buddy” in 1986. Otras series “Husband (Male)”, “Sakura Yoroshiku”, “Try of 10th Year”, “Youth”, “Hitomi”, “I Was Fickle Just One Time”...

“KYANPASU KUROKKII” IdeaIdea
(“Campus Croquis”)
キャンパスクロッキー
por Yashioji Tsutomu.
serializada en el Shûkan Young Jump (Shûeisha). [1981/01/15]
Género: comedia estudiantil.

Tres colegas, estudiantes universitarios, que viven en un típico pequeño apartamento de los muchos que se alquilan para grupos estudiantiles, protagonizan un sinfín de calamidades humorísticas inspiradas (aunque convenientemente exageradas) en casos reales. Y es éste, sin duda alguna, el secreto de su éxito: haber conseguido que los universitarios se identifiquen con los personajes centrales hasta el punto de convertirla en su serie favorita. Pero en realidad no es nada del otro jueves, su tratamiento es plano, aunque el dibujo es pasable y (hasta cierto punto) bastante cuidado.
En 1984 Yamamoto Kunihiko dirigió una película para TV, protagonizada por Haga Kenji, Kubota Atsushi y Nonomura Makoto.

“BIITO ITTO!” IdeaIdeaIdea 
(“Beat It!”)
BEAT IT!
por Yashioji Tsutomu.
serializada en el Shûkan Young Jump (Shûeisha). [1985/10/03]
Género: comedia.

Esta comedia, bastante más elaborada que "Campus Croquis", no tuvo sin embargo ni la mitad de su éxito. Es uno de esos productos que parte de una idea novedosa y parcialmente contracorriente y sin embargo no llega a cuajar entre los lectores, ni siquiera entre los fans del autor. Más o menos se nos narran las peripecias de un joven apocado que vive una existencia gris en un típico apartamento para estudiantes, que poco a poco se va introduciendo en la mafia local, pero a diferencia de los típicos héroes de este tipo de comics que idealizan estas iniciaciones, nuestro antihéroe no lo desea para nada, se ha visto obligado por las circunstancias y, para rematar, tampoco da la talla. La gracia de este producto es que no es tampoco la típica parodia exagerada de este subgénero, sino que el tema está tratado desde una óptica costumbrista y hasta cierto punto, bastante realista, a pesar de la comicidad evidente que desprenden algunas situaciones en las que se ve envuelto. Un producto interesante que merecía mejor suerte.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario