sábado, 11 de septiembre de 2010

MINAMOTO TARÔ



Biodatos >> Nació en Kyôto el 2 de marzo de 1947. Tras graduarse en Bellas Artes toma rumbo a Tôkyô, debutando en el manga en 1967, en un número especial veraniego del Ribbon con la historieta "Older Brother Cheers". Más tarde se integra en el estudio Sakuga Group, para el que realizará historietas en revistas autoeditadas. Especializado ya en mangas cómicos, a principios de los 70 empieza a publicar en el Shônen Magazine, revista para la que realiza las parodias "The Count of Monte-Cristo" y "Les Miserables", con las que consigue definir su estilo definitivo en el marco del humor. En 1981 inicia su serie más famosa, "Lucky Adventurer", que se publica en el Shônen World (luego bautizada Comic Tom) durante más de dos décadas y generará varias secuelas. Gracias a ella logrará éxito y galardones. En 2007 es encargado de hacer los diseños de la serie de animación "Great Edo Rocket". Otras series "Homohomo 7", "Education Expert", "Man's Theatre", "Buddhism Uncle", "Little Dorobô", "Shinsengumi Jokes", "Little Kenji of Future" y muchas más.

"TOTSUGEKI GURENTAI" IdeaIdea
("Assault Corps Crimson Lotus")
突撃ぐれん隊
por Minamoto Tarô.
serializada en el Shûkan Shônen Magazine (Kôdansha). [1973/07/08]
género: comedia.
Una de las primeras "revisiones históricas" en forma de comedia loca del autor, todavía explorando el terreno y sin el estilo definitivo que le caracterizaría años después. Es un trabajo muy menor y sin salirse nunca del estricto plano del "divertimento" carente de ambiciones. Funciona más como parodia de las series de manga bélico-patrióticas que la década anterior eran muy habituales en los semanarios juveniles, como las de Tsuji Naoki. Se describen las desventuras de una especie de comando aéreo enclavado en una isla del Pacífico, donde ha sido localizado por la aviación aliada, que lo cerca implacablemente. Como suele ser típico en estas series cómicas, algún logrado gag aislado sobresale milagrosamente de un conjunto más bien gris.

"MUKÔKIZU NO CHONBO" IdeaIdea
むこうきずのチョンボ
por Minamoto Tarô.
serializada en el Gekkan Shônen Magazine (Kôdansha). [1976/01]
género: comedia.
Otra serie de Minamoto que gozó de cierto prestigio en su momento y que hoy día se ha visto envuelta en un inmerecido halo de culto. En esta ocasión, el tema a parodiar son la series de juego tipo mah-jongg o poker, con un protagonista de aspecto misterioso (una cicatriz le atraviesa la cara) y vestimenta inadecuada (un poncho sin señas que parece heredado del personaje de Clint Eastwood en la trilogía del hombre sin nombre) que se ha convertido en un experto en cartas más legendario que el que cantaba Kenny Rogers. Fiel a su tipo de humor, Minamoto no se centra en este personaje, sino en otros secundarios corales a su alrededor, desde el imitador chapucero a los miembros de la yakuza que controla los antros de juego. Y una vez más, los gags aparecen ocasionalmente inspirados en un conjunto dominado por el deslavazado general y la puesta en escena más plana. Estos elementos son quizás los que le confieren mayor valor al conjunto, ya que de alguna manera se puede decir que se busca una originalidad en la trama, pero a todas luces resulta insuficiente.

"FUUNJI TACHI" IdeaIdeaIdea
("Lucky Adventurer")
風雲児たち
por Minamoto Tarô.
serializada en el Gekkan Comic Tom (Ushio-Shuppansha). [1981/08]
género: comedia histórica.
Se trata de una parodia de las típicas series manga históricas dirigidas a los chavales, con el propósito de hacerles entrar la Historia en la cabeza de un modo "ameno y divertido". En los años 70 este tipo de mangas, que se vendían en plan enciclopédico, se hicieron bastante populares en Japón y generalmente estaban dibujadas por artistas bastante cuidadosos. La versión de Minamoto, centrada en la época más turbulenta del país, juega con todos los tópicos posibles, desde las introducciones esquemáticas, la figura del narrador que es al mismo tiempo el propio dibujante (realizado con un estilo muy caricaturesco), los frescos paisajísticos de la época (realizados con todo lujo de detalles y generalmente a una o dos páginas), los mapas, los resúmenes gráficos, etc., todo ello en aras de los típicos "gags" "a lo Forges" donde no faltan tampoco los anacronismos y algunas escenas picantes. La gracia de la mayoría de estos "gags" es bastante discutible, y los diseños, dejando aparte la ambientación general que es bastante notable, son simpáticos dentro de una tónica algo átona. Es más una curiosidad que otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario