domingo, 25 de septiembre de 2011

ICHIKAWA MISAKO



Autora Shôgakukan, especializada en historietas cómicas. En 1973 tuvo un golpe de suerte cuando creó el personaje de "Mr. Shiawase", cuya figura se convirtió en logotipo del semanario donde se publicaba, el Shocomi, y más tarde fue llevado a la animación televisiva. Ichikawa realizó posteriormente series parecidas, pero ninguna logró destacar tanto como Shiawase. Destacar: "Hello, Little Hoppe".

"SHIAWASE-SAN" IdeaIdea
("Mr. Happy")
しあわせさん
por Ichikawa Misako.
serializada en el Shûkan Shôjo Comic (Shôgakukan). [1975/08/31] [1979/09/20] [1982/06/05]
género: comedia.
Sobre un gato gordinflón, mascota de una niña pequeña. Con el paso de los años, el personaje fue evolucionando hasta la inanidad, aunque hay que reconocer que el diseño del mismo mejoró ostensiblemente hasta ganar mucha fluidez. En principio sus historias tenían pocas páginas, pero a medida que iba ganando popularidad, llegó a duplicarlas. El gato, de aspecto rollizo, pachorrón y aborregado, se comunicaba con su dueña a través de unos carteles en los que escribía sus diálogos, pero más tarde esa característica se desechó, de manera que ya no sabíamos qué pasaba por su cabeza, ni la niña en cuestión tampoco. El carácter del animal se fue agriando lentamente hasta convertirse en una especie de activo puñetero cuya misión en la vida consiste en fastidiar a quienes tiene más cerca, empezando por la niña, su compañero de clase (del que está enamorada), su maestro, etc. Salvo algunas excepciones aisladas, los gags carecen de fuerza y no llegan a interesar, aunque eso no fue óbice para que su protagonista gatuno calara entre la chiquillería.
En 1984 se rodó una serie de animación, con el título cambiado por el de "Oyoneko Boonyan", dirigida por Sasagawa Hiroshi y con el gato (Oyoyo) doblado por Kamiya Akira.

"ANPON TANUKI"
IdeaIdea
("Anpon Raccoon")
あんぽんタヌキ
por Ichikawa Misako.
serializada en el Bessatsu Shôjo Comic (Shôgakukan). [1978/09]
género: comedia.
Cuando el personaje de "Mr. Happy" ya estaba popularizándose a base de bien entre las niñas del semanario Shocomi, los editores de su versión mensual, en un alarde de originalidad, le pidieron a Ichikawa que ideara una mascota similar con el fin de convertirla en ídem de la revista. Pero ya se sabe que estas fórmulas no siempre funcionan y la nueva apuesta de la autora no logró llegar al corazón de las lectoras, siendo suprimida al poco tiempo. Lo que sí hay que agradecerle es que variaran un poco la base argumental a fin de no resultar excesivamente repetitivos: la mascota aquí es un mapache, de medidas y aspecto similar al de la serie que toma como base sí, pero con una interacción hacia los demás personajes bastante diferente, siendo la más llamativa la de que puede comunicarse con sus dueños mediante el habla, sin utiliar carteles como su primo lejano. El bicho es la mascota de una familia con dos hijos pequeños que vive en el campo, con un corral, y que pretende que el mapache haga las veces de perro guardián, pero el animal es vago y carece de luces, actuando a la inversa de lo previsto. Algún gag aislado llega a funcionar dentro de un conjunto monótono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario