martes, 4 de octubre de 2011

ÔTA GOSAKU



Biodatos >> Nacido el 16 de marzo de 1948 en la ciudad de Kaminoyama (prefectura de Yamagata). Trabaja una temporada como asistente de Ishimori Shôtarô, y luego de otros mangakas en revistas para chicas y más tarde para chicos bajo otros pseudónimos, antes de adoptar el nombre definitivo de Ôta Gosaku cuando entra a trabajar en el estudio Dynamic a principios de los 70. Aquí dibujará nuevas versiones de los trabajos televisivos más importantes del estudio, destacando "Mazinger-Z" y sus secuelas e incluso "Cyborg 009" de la competencia. También realizó una importante carrera con sus propias series, destacando "Fishing Maniac Leader". Dentro de Dynamic, donde se convirtió en uno de los asistentes más señalados, su trabajo más destacado fue "Groizer-X", llevado a la TV en 1976.

"MAJINGAA ZETTO" IdeaIdeaIdea
("Mazinger-Z")
マジンガーZ
por Ôta Gosaku & Dynamic Pro.
escrita por Nagai Gô.
serializada en el Bessatsu Shônen Jump (Shûeisha). [1973/03]
género: ciencia-ficción.
Una de esas obras que no acaba de convencer por la dispersión de su estructura, pues de lo contrario se podría decir que es incluso superior al original. Se trata de la historia anexa de la serie que Dynamic realizaba en la versión semanal del Jump, en la que se introducían episodios inéditos siempre a la zaga del desarrollo argumental que tenía lugar en el original; además hubo otras versiones para otras revistas, incluso infantiles, realizadas por otros asistentes del estudio, pero parece ser que la más notoria de todas ellas, aparte de la semanal claro está, es la de Ôta. No voy a explicar de qué va la historia pues ya todo el mundo la debe conocer. El interés está en la visión del autor sobre sus personajes. El problema es que se mezclan dos tendencias: por un lado los conflictos domésticos de los jóvenes protagonistas de la historia alcanzan cotas de auténtico guiñol de parvulario, con una resolución gráfica de "kawaii" excesivamente dominante para este género, empañando no sólo los "tiempos muertos" sino también todas las escenas de acción pura (incluyendo algunas secuencias realmente truculentas, que se dan de patadas con las anteriormente citadas), y que precisamente son en las que más se deberían lucir los estupendos diseños mecánicos del equipo. Una lástima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario