lunes, 13 de octubre de 2014

SHIMAZAKI YUZURU




Tcc. TAKENOKOSHI ETSUKO



Biodatos >> Nacida el 20 de agosto de 1962 en la prefectura de Kanagawa. En 1981 debuta en el DeLuxe Margaret con la historia "Father's Sunday", pero pronto decide pasarse a las revistas para chicos, realizando historias cortas para franquicias del Shônen Sunday, tarea que compagina con su trabajo en el campo de la animación. Durante esta época utiliza el pseudónimo de Takenokoshi Etsuko, hasta que en 1985 empieza a destacar con la historia "Myth of the Blue Dragon" para el Shônen Magazine, que le dará su gran oportunidad en 1987 con la exitosa "The Star". Seguirá trabajando para el Magazine y sus franquicias hasta el nuevo milenio. Otros trabajos: "Overlord Legend Giyo" (1991-93), "As the Fire, As the Wind" (1995-99), "Rion" (2002-04)...

"ZA SUTAA" IdeaIdeaIdea 
THE STAR
por Shimazaki Yuzuru.
escrita por Shimazaki Yuzuru y Fujimoto Hitomi.
serializada en el Shûkan Shônen Magazine (Kôdansha). [1987/02/26] [1989/10/18]
género: drama.
Ni más ni menos que la "versión para chavales" de "Mask of Glass", la serie de Miuchi Suzue que había revolucionado el subgénero a partir de una década antes en el ámbito femenino. Aquí se narra la ascensión en el mundo del cine de un joven actor llamado Nagase Yûya, un diamante en bruto de la interpretación de talento innato y, por supuesto, también nobleza y profesionalidad indiscutible. Al igual que la serie que pretende imitar, el trabajo y vida sentimental de Yûya están llenas de golpes dramáticos muy exagerados que, en ocasiones, terminan por hacerse hasta contraproducentes, porque la autora no sabe pararse los pies a tiempo en sus subrayados enfáticos. Desde el punto de vista estrictamente profesional, la historia ofrece una visión del mundillo cinematográfico totalmente idealizada y rodeada de engorrosos clichés que en ocasiones bordean el ridículo. Lo más interesante de este manga es su dibujo. Shimazaki tiene un trazo evidentemente femenino, pero se nota su esfuerzo por hacer una planificación y una puesta en escena lo más masculina posible, incluso en los momentos más dramáticos (o sensibleros), dotando al conjunto de un toque muy curioso y genuino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario