sábado, 7 de noviembre de 2015

YUDE TAMAGO




Biodatos >> Pseudónimo conjunto del dúo compuesto por Shimada Takashi (Nishiyodogawa, prefectura de Ôsaka, 28 de octubre de 1960) y Nakai Yoshinori (Nishinari, prefectura de Ôsaka, 11 de enero de 1961), que se conocieron en la escuela y debutaron en el manga en 1979 con la exitosa "Kinniku-man" para el Shônen Jump, que a su vez generó un spin-off titulado "Fight, Ramen-man!!" para su franquicia Fresh Jump en 1982. Estas dos series y su continuación son su trabajo más conocido y el único adaptado a la animación: "Kinniku-man" a partir de 1983 y "Fight, Ramen-man!!" a partir de 1988. "Kinniku-man the 2nd", iniciada en 1998 para el Play Boy, a partir de 2001.
Para saber más: http://users.skynet.be/mangaguide/mangap.html

"YÛREI KOZÔ GA YATTEKITA!" IdeaIdeaIdea
("The Ghost Boy Has Come!")
ゆうれい小僧がやってきた! 
por Yude Tamago.
serializada en el Shûkan Shônen Jump (Shûeisha). [1987/09/07]
género: terror aventuras.
Con una trama más elaborada y una mayor atención al elemento fantástico más original, la pareja consiguió un producto más interesante y maduro de cuantos había realizado hasta el momento, aunque por desgracia no pudo jamás ponerse a la altura de su más famosa creación. El argumento es simpático, y tiene por protagonistas a una pareja de chavales algo chaparros, Kintarô y Momotarô, el primero de diseño muy en la onda de George Akiyama y el segundo de apariencia china, que se ven envueltos en todo tipo de leyendas enraizadas con la cultura asiática pero que han vuelto a la luz en el Japón de nuestros días. Los chavales, muy aguerridos, tienen que vérselas con criaturas del más allá a las que vencerán gracias a su talento y a varios trucos que guardan en la manga. Aunque las historias en las que se basan sus aventuras son atractivas y están bien planteadas, la puesta en escena nunca llega a aprovechar todo el potencial que se le ofrece en bandeja y termina por resultar algo plana precisamente en los momentos en los que requiere mayor y más lustroso aparato, mermando el valor del conjunto. Es un producto atractivo pero malogrado por su falta de tablas y relativo aprovechado.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario