martes, 4 de agosto de 2009

AYA HIDEO



Biodatos >> Nacido en Hokkaido el 28 de junio de 1951. Especializado en mangas deportivos, especialmente el béisbol, su mayor éxito es “Hit And Run” (13 volúmenes), convertido en telefilm de animación en 1979. Otras obras: “Legendary Wind”, “The Story of the White Sphere”, “Fungus Knob”, “Aesop's Strange Plays”, “Beaming Hot Blood of the High School Baseball Ground”... Además, como guionista, ha trabajado con Uchiyama Mamoru en “Go – Strike” y “Ghost”.

“HITTO-ENDO-RAN” IdeaIdeaIdeaIdea
(“Hit And Run”)
ヒット・エンド・ラン
por Aya Hideo.
serializada en el Shûkan Shônen Sunday (Shôgakukan). [1978/03/26] [1980/03/02]
Género: béisbol

De las vicisitudes de un equipo de béisbol de escuela superior en el que juega el joven Endô Ran (¿lo pillan?). Aquí lo más interesante es el estilo de dibujo de Aya: aparte de su logrado dinamismo, su atmósfera es algo tristona, y casi todos los personajes tienen un diseño caricaturesco poco agraciado; si además durante los partidos sudan como cerdos y sus uniformes se ensucian en seguida (al final de cada encuentro parece que vengan de una guerra de trincheras) parece que el objetivo del autor fuera provocar el rechazo de los lectores más que su empatía. A juzgar por su éxito, ganó la apuesta. Chapeau!
En 1979 se rodó un especial de animación para TV basado en la primera parte de la saga, con el título de “Ganbare! Bokura no Hit And Run” (“Cheer Up! My Hit And Run”), dirigido por Mitsunobu Hiroyoshi y Kanazawa Hiroshi.

"1-2-SUTEPPU!"  IdeaIdeaIdea
 ("1-2-Step")
1・2・ステップ!
por Aya Hideo.
serializada en el Shônen Magazine Special (Kôdansha). [1985/03]
género: boxeo.
Una de las obras más desconocidas del autor, que no tuvo buena acogida en su momento y, todo hay que decirlo, no es de sus mejores trabajos tampoco. Es una serie deportiva juvenil típica al cien por cien, con un conjunto de tópicos demasiado relamidos y un tratamiento gráfico muy correcto pero falto de garra; en ocasiones, incluso, demasiado plano, lo que no deja de sorprender en un dibujante de indiscutible veteranía en el medio como es Aya. Narra los avatares de un joven estudiante de Secundaria, Sawamura, que es uno de los favoritos en el equipo pugilístico del instituto, deporte al que se ofrece en cuerpo y alma, así como su impecable relación con su novia, con sus compañeros, su entrenador y por supuesto, sus contrincantes. Sawamura, con su carácter reservado y gris, es un personaje que no logra calar, como tampoco su compañera. Un poco más interesantes se muestran los secundarios, aunque tampoco sea para tirar cohetes. Ocasionalmente el genio del autor hace su aparición en algunos planos muy concretos, pero el conjunto se ve dominado por la medianía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario