martes, 4 de agosto de 2009

IMURA SHINJI



Biodatos >> Nacido el 6 de enero de 1949. Gracias a sus eficaces trabajos en manga pronto se hizo un hueco en el mundo de la animación, trabajando como diseñador en las series de TV “Andromeros” (1983) y “Video Warrior Laserion” (1984). Obras: “Shinjuku Cordon “, “Typhoon Chase”, “Special Detective Q 1”.

"SHINJUKU HIJÔSEN" IdeaIdeaIdea
("Shinjuku Cordon")
新宿非情線
por Imura Shinji.
escrita por Yamasaki Jûzô.
serializada en el Shônen Big Comic (Shôgakukan). [1979/07/10]
género: policíaca.

Un producto estándar con un buen tratamiento gráfico y un guión adocenado aunque con momentos bastante interesantes. Se trata de una especie de homenaje a las series televisivas estadounidenses de los 70 sobre heróicos polis de paisano que resolvían sus casos con métodos heterodoxos y bastante expeditivos. Su protagonista es Gorô, un joven amante de las modas americanas (especialmente su música, que suele poner a todo volumen) que trabaja en la Sección policial del famoso barrio de Shinjuku. Gorô responde a los cánones del agente medio de ficción, bien parecido, fornido, combativo, valiente e impetuosamente arriesgado, que es quizá su mayor defecto. Pero también es noble en su cometido, lo que le han convertido en el agente de confianza de sus superiores y compañeros (que tienen un diseño algo caricaturesco) y sobre todo de su compañera, una joven agente uniformada más prudente. Su manera de actuar, muy individualista y ruda, es totalmente opuesta a la de un típico policía nipón, lo que favorece una curiosa comparación entre sus caracteres.

“SENKARI” IdeaIdeaIdeaIdea
(''Hundredth of Yen Hunting'')
銭狩り
por Imura Shinji.
escrita por Akuta Maki.
serializada en el Play Comic (Akita Shôten). [1980/11/13]
Género: intriga

Ideada por la reputada guionista televisiva Akuta (Tôkyô, 1951), la serie narra las peripecias de una intrépida chantajista, rubia y atractiva para más señas, siempre cámara de fotos en ristre (no olvidemos que es su herramienta de trabajo) y dispuesta a enseñar palmito siempre que las circunstancias o los imponderables la obliguen. El argumento tiene una calidad estándar que, sin deparar sorpresas, deja llevar al lector. Pero el dibujo es francamente excelente: la ambientación es perfecta en todo momento (no sólo en los usuales planos generales) y el diseño en general es ejemplar, pero con todo, lo que más destaca aquí son las escenas de acción, que es donde un magistral Imura se luce aún más si cabe: la tensión se subraya en magníficos picados, panorámicos, puntos inércicos y habilísimo uso de la profundidad de campo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario