martes, 4 de agosto de 2009

MOMONARI TAKASHI





Especializado en productos de acción para revistas de adultos (pródigo para Hôbunsha), trabajando de encargo o sobre sus propios proyectos. De su extensa producción destacan “Yasagure Police Detective”, “Ruffian Gorilla”, “Confucius”, “Araburu Lion”, “Evil Brute Demon's Interval”, etc., así como varios comics educativos sobre el mundo de los negocios.

"ÔKAMI! UMI WO MITAKA" IdeaIdeaIdea
("Wolf, Look at the Sea!")
狼よ!海を見たか
por Momonari Takashi & Studio Ship.
escrita por Sasaki Mamoru.
serializada en el Shûkan Shônen King (Shônengahôsha). [1975/10/13]
Género: boxeo
Típica serie pugilística para chavales con joven promesa deportiva (llamado precisamente "Gen") que no ofrece nada nuevo pese a tener bazas de alto calibre como el prestigioso guionista y el mismísimo estudio de Koike. De todos modos es un producto de relleno falto de entidad propia pese a la garra del joven dibujante, que a pesar a la calidad de su trazo (muy cuidado en descripción de ambientes) se encuentra algo verde en las secuencias que más requerían de su intervención, o sea, la planificación de los combates de boxeo: Momonari no "juega" bien con la continuidad de las viñetas y de hecho también los movimientos de los personajes suelen parecer forzados y faltos de naturalidad, incluso cuando los personajes se encuentran en estricto estado de reposo. Por otra parte, Sasaki pone en funcionamiento una serie de ideas para jugar con el "suspense" que el dibujante sabe trasladar muy bien al papel, lo que salva parcialmente el conjunto. El manga pasó sin pena ni gloria pero aún con todo la editorial confió en sus habilidades lo suficiente para tenerlo en nómina varios años más.

“KEPPARE! DAICHI” IdeaIdeaIdea
けっぱれ!大地
por Momonari Takashi.
escrito por Kudô Kaita.
supervisión: Shiozaki Toshio.
serializada en el Shûkan Shônen King (Shônengahôsha). [1978/01/09]
Género: carreras de caballos

De las peripecias de un joven jockey, Daichi, y su amistad con el pura sangre “Super”, narradas desde una perspectiva mitad juvenil mitad realista, algo que se agradece. Aunque ciertamente Daichi es la figura central y sus peripecias no se diferencian en nada de otros mangas sobre el tema, no son el centro de la trama, de la que aprenderemos los tejemanejes de los propietarios y el duro final de los jockeys en desgracia, entre otras cosas. Momonari (que firma ya con sus kanjis definitivos) ha captado muy bien estos momentos, que integra bastante bien en ambientes de hipódromo, confiriendo al conjunto cierto toque realista muy en línea con lo que pretende el guionista [asesorado por el reputado novelista y periodista deportivo Shiozaki (“Tomagiri Blues”, “The Wicked Reporter”, “The Outer Way”)], ya que al mismo tiempo los diseños son los estándar de la revista. Donde falla este delicado equilibrio es en las propias carreras: el artista dibuja bien los caballos, pero secuenciar gráficamente de modo satisfactorio las carreras de estos animalitos (al fin y al cabo puntos culminantes del relato) ya es más difícil...

No hay comentarios:

Publicar un comentario