martes, 4 de agosto de 2009

NARUSHIMA SEI



Biodatos >> Nacido el 1 julio de 1939 en Tôkyô. Tras ejercer de asistente de Yokoyama Mitsuteru, se especializa en revistas para adultos, sobre todo sobre temas de juego. Obras: “Seigaku Strikes”, “History of the First Qin Emperor”, “Golf Lessons for Beginners”, “Gate of Sparrow Wolf”, “Tenth Game of Demon Sparrow”, “Crest of Gamble”...

"KARAKARA" IdeaIdea
("Dried-Up")
からから
por Narushima Sei.
serializada en el Shôgaku 6 Nensei (Shôgakukan). [1973/01]
género: estudiantil.
Antes de hacerse un nombre en las revistas para adultos, Narushima fue tanteando las revistas para chavales. Su estilo típicamente "educativo" (muy correcto en los detalles de situación y fondos y totalmente estándar en los diseños) lo convierten en un candidato más que adecuado en revistas dirigidas a chavales de primaria. Esta serie en concreto pasó casi inadvertida por el mensuario, pues carece de fuerza y empaque, aunque hay que reconocer que el autor y su equipo se esfuerzan denodadamente en ambas tareas. El protagonista, de características totalmente sobadas en la época, es un chaval ávido de buscarse problemas y enfrentamientos con los chavales más rudos del barrio, llegando incluso a situaciones de riesgo físico extremo, pero pese a todo ello se ha logrado granjear la comprensión de su maestro, el respeto de sus allegados y el interés de la guapa compañera de clase. Pero por encima de todo es una serie algo titubeante, incluso podemos ver ocasionalmente al dibujante (siempre de espaldas) y a sus ayudantes ideando las aventuras del protagonista, casi sin saber por dónde se va a meter. Estas escenas concretas y una planificación más madura de lo acostumbrado elevan ocasionalmente el interés, pero por desgracia no es ésta la tónica general. 

“IPPATSUYA BAGU” IdeaIdea
(“Slugger Bug”)
一発屋バグ
por Narushima Sei.
escrita por K. Motomizu.
serializada en el Lead Comic (Leedsha). [1976/08/05]
Género: mah-jongg.

Una muestra del trabajo del autor, de cuando aún no había pulido su estilo. Su protagonista es un joven dotado para el juego, especialmente el omnipresente mah-jongg, pero también para lo que se tercie, de los dados a los naipes. Parece que se las sabe todas y además tiene la suerte de cara. En sus partidas, celebradas tanto en casa como al aire libre, suele enfrentarse a todo tipo de contrincantes, desde el veterano de los mil trucos al empollón que se ha mamado todos los libros sobre el juego. Tanto el guión (obra de uno de los guionistas más importantes de la Saitô Pro.) como su tratamiento gráfico es excesivamente plano, si bien se agradece cierta tendencia al cuidado de ambientación para no hacer caer al lector en el aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario