lunes, 30 de junio de 2014

OYAMADA IKU




Biodatos >> Nacido el 10 de junio de 1956 en la prefectura de Nagano, su verdadero nombre es Tagami Katsuhisa y es hermano mayor del famoso mangaka Tagami Yoshihisa; debuta en el medio el mismo año que éste, en 1979, y para la misma franquicia, Big Comic, con la historia "Five Hundred". Inmediatamente después, al año siguiente, crea su exitosa serie para el Shônen Champion, "Scrap Book", a la que seguirán, para el mismo semanario y sus franquicias, "Blue Peter", "Wood Note", "Inn of Wind", "We, the Norns", "Psychic Battle" y finalmente otro gran éxito, "Marionette Nurse". Después de una provechosa relación de más de diez años con Akita Shoten, Oyamada dejó la editorial y se pasó a los mangas de terror a mediados de los años 90.

"SUKURAPPU BUKKU" Idea
("Scrap Book")
すくらっぷ・ブック 
por Oyamada Iku.
serializada en el Shûkan Shônen Champion (Akita Shoten). [1981/02/13]
género: comedia escolar. 
El primer éxito de Oyamada es casi una muestra de su falta de talento en general, mezclada con la inexperiencia del novato. No es más que una típica serie de humor "nonsense" con alumnado de instituto chaparro (todo el alumnado, de hecho, y además cabezón) que actúa alocadamente, tiene ideas de bombero y protagoniza sketches de gracia más que discutible. Este humor sigue unas pautas ya vistas mil veces en la obra de otros autores mejor dotados. Pero en el caso de "Scrap Book", el problema no es sólo la sensación de "déjà vu", sino que además, la planificación de los gags, su puesta en escena y su ejecución final son torpes y planas. Su valor como comic es prácticamente nulo, porque además no aporta absolutamente nada nuevo al tema y gira en torno a la inanidad más decepcionante, pero en uno de esos casos de misterio insondable, la serie cayó muy bien entre los chavales del Champion y tuvo dos ediciones recopilatorias.   

"UDDU NOOTO" IdeaIdea
("Wood Note")
ウッド・ノート
por Oyamada Iku.
serializada en el Shûkan Shônen Champion (Akita Shoten). [1985/04/26]
género: naturalista.
Otra de las series semi-documentales que las revistas juveniles crearon a la sombra de los grandes creadores del género desde finales de los 70. Sin embargo, a diferencia de éstos, Oyamada no sabe mezclar con la misma habilidad la plasmación naturalista con su propio argumento, dándose una y otra de patadas a lo largo de toda la narración, un pecado propio de los primerizos que no era precisamente el caso del autor. La base de la historia son las experiencias de un grupo de niños aficionados a los pájaros, liderados por Hifumi (cuyo nombre es un juego de palabras que significa "Unodostres" y siempre va tocado con una gorra y uniforme de camuflaje) que salen a otear especies diversas del país y se enriquecen con ellas al msimo tiempo que ilustran a los lectores sobre las costumbres y problemas de las mismas. Un canto al amor por las aves y un brillante ejercicio de enfoque hacia los niños que aprenden con ellas. El gran problema es que, si bien las escenas documentales (realizadas íntegramente por un equipo de asistentes) están muy mimadas, las de los personajes protagonistas resultan mal planificadas y torpemente integradas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario